Consejos para vacaciones seguras

9717687_xxl

Ya todo está listo para tu viaje. Ahorraste lo suficiente y ahora te dispones a unas merecidas vacaciones ya sea por tu cuenta, con familia, amigos o en pareja. Para evitar dolores de cabeza, la Procuraduría del Consumidor (Profeco) comparte algunas recomendaciones.

1) Infórmate y planea con tiempo tus vacaciones. Considera los tres rubros básicos: transportación, hospedaje y alimentación.

2) Compara los servicios que te brindan los proveedores. Recuerda que la información es tu principal aliada para consumir de manera inteligente.

3) Reserva con anticipación la transportación y el hospedaje; así ahorrarás y asegurarás tus vacaciones.

4) Elabora una relación de los gastos que harás antes y durante el viaje. Procura respetar tu presupuesto para que de regreso a casa no tengas que pagar las consecuencias.

5) Traza una ruta y analiza los medios de transporte que te convienen para evitar imprevistos.

6) En los lugares que visitas, si es posible, aprovecha el hospedaje que te puedan brindar familiares o amigos.

7) Ir a destinos pocos visitados por el turismo es una alternativa durante la temporada alta.

8) Viajar en temporada baja te ofrece muchas ventajas. Algunas de ellas es que podrás aprovechar muchas ofertas y evitarás los tumultos.

9) La sobreventa de vuelos es una práctica que usa la mayoría de las aerolíneas del mundo para protegerse y reducir el impacto económico, y es totalmente legal. Toma las medidas necesarias para evitar que te afecte y, en caso de que tengas algún problema, exige lo que te corresponde.

10) Las aerolíneas de bajo costo son una opción poco conocida. Acércate a ellas y valora sus ventajas.

La Procuraduría Federal del Consumidor y la Secretaría de Turismo son dos de las instancias del Gobierno Federal que servirán para apoyarte en todo momento. Acude a ellas cuando lo requieras.

Anuncios

Cómo ahorrar en vacaciones de playa

18675039_xxl

No tiene precio despertar una mañana frente a un hermoso amanecer que al horizonte se refleja en las aguas cristalinas del agua salada que impregna el aire. Si usted es soltero o sea con pareja, familia, hijos o amigos, una mañana como esta puede ocurrir durante las vacaciones de playa sin necesidad de gastar mucho.

Puedes recortar los lujos que se han acostumbrado a mediante el establecimiento de un plan de presupuesto; planificar el futuro con la elección de alimentos y la deliberación de las actividades de bajo costo.

Conozca a su presupuesto y configuración de un plan.

Con la abundancia de paquetes de vacaciones y la información disponible en línea, la gente ahora puede tomar sus viajes de ensueño con la planificación de acuerdo a sus presupuestos y plazos.

Para vacaciones en la playa de bajo costo, la ubicación jugará un papel clave en la que le ofrece el mejor lugar para visitar a un precio razonable. Ya sea que elija una ubicación local, fuera del estado o fuera del país, cualquiera puede encontrar una playa accesible a su billetera.

Puedes incluso planear acampar cerca de una playa o en un parqué de casas rodantes. Habitantes locales tienen conocimiento de información privilegiada para pasar su tiempo durante una estancia económica.

Si deseas salir de viaje fuera del estado o del país, hay grandes oportunidades para comprar billetes de avión a través de sitios web de presupuesto. Muchas veces, las compañías aéreas tienen sus ofertas de descuento publicación en línea. Una gran manera de asegurarse de que la información que está dada por las ofertas es suscribirse a las alertas especiales que se presentan en muchos sitios de viajes en línea. Los paquetes de viajes son también una manera de escoger la mejor opción para la suma que planeas gastar en unas vacaciones.

Trata de reservar una habitación de hotel con cocina de interior, incluyendo refrigerador, estufa y horno de microondas para cocinar rápido y fácil. De esta manera se puede recalentar o cocinar los alimentos en el mismo lugar donde te vas a quedar, lo que elimina la necesidad de salir a buscar lugares para comer.

Qué incluir en el equipaje de un niño

pool_family_4364920

Quizá ya hayas vivido un par de veces la experiencia, sea buena o mala, que implica realizar un viaje con algún niño, pero nunca está de más consultar un par de consejos que posiblemente resultarían una gran mejora en tu próximo viaje.

1.       Ropa adecuada.

Toma en cuenta la estación del año en la que tu hijo viajará y agrega a su maleta la vestimenta adecuada: si es verano, está bien que lleve chanclas y gorra, pero recuerda que por la noche tal vez sienta algo de frío.

 

2.       Bolsas de plástico.

Puede que durante el recorrido tu hijo compre cosas, tenga basura que tirar o se sienta mareado y necesite vomitar. Para estos casos, es importante llevar siempre algunas bolsas de plástico.

 

3.       Bloqueador solar y toallas.

Tal vez tu hijo no salga a la playa, pero puede ser que durante el trayecto haga mucho calor o que le toque ir sentado en un sitio donde da el sol. Asegúrate que lleve bloqueador solar.

 

4.       Mapa de viaje.

De ser posible, que tu hijo lleve consigo un mapa del viaje que realizará. Esto le servirá para conocer los recorridos del viaje, así como su duración. Podría entretenerse mucho señalizando la ruta.

 

5.       Repelente.

Como no sabemos los sitios exactos por los cuales viajará tu pequeño, no olvides incluir en su maleta un pequeño repelente contra mosquitos y la ropa adecuada para ello.

 

6.       Comida.

Es muy importante que tu pequeño coma ligero antes del viaje. Siempre incluye un sándwich o fruta en su equipaje, sin importar si le darán de comer durante el viaje. Recuerda que en el camino puede darle hambre a tu pequeño.

 

7.       Matatiempos.

Si tu hijo se aburre durante el trayecto, bien podrías incluir en su maleta algún juguete pequeño, una cámara o incluso un videojuego. No está por demás llevar baterías de repuesto.

 

8.       Medicamentos.

Contra mareos, diarrea, dolor de cabeza. No está por demás que le recuerdes a tu pequeño que no beba agua de cualquier lado o que evite comprar alguna fritura en el camino. De ahí lo importante que le incluyas la comida en el equipaje.

 

9.       Personalizadores.

Ya sea con etiquetas o una pluma, enséñale a tu hijo a etiquetar sus objetos personales. Así evitará que se le pierdan las cosas y, ya de paso, se haga responsable de lo que lleve.

 

10.   Música.

Sin importar la edad, la música es vital para hacer más entretenido un viaje. Recuerda que no todo el tiempo tu pequeño podrá estar conviviendo con sus compañeros y habrá espacios en que pudiera serle de utilidad la música, sobre todo si viajará de noche o no puede dormir.

Actividades deportivas para playa

2587550_xl

En la playa  puedes hacer mucho más que tumbarte en la arena y broncearte. La playa es un enorme gimnasio gratuito en el cual puedes hacer una variedad de actividades deportivas, de forma individual o en equipo.

Entre estas actividades tienes: natación (obviamente) y demás deportes acuáticos, vóleibol playa, fútbol playa,  yoga, Pilates, aeróbics, etc. Si vas solo y no tienes equipo deportivo, eso no es excusa.

Puedes unirte a un equipo o inscribirte en alguno de los campeonatos gratuitos que se organizan en las playas para grandes y chicos. Si vas con la familia, menos excusa tiene aún para no moverte.

Aprovecha que tienes a los tuyos cerca y con un clima maravilloso para pasar un buen rato familiar y hacer deporte (y así motivar a los más pequeños). Si no eres un gran deportista o tu condición física no te lo permite,  pues una carrera sobre la arena húmeda por 15 ó 20 minutos será excelente.

Cómo prevenir enfermedades durante tu viaje

13859520_xxl

Antes de viajar

Prevé las enfermedades del estómago. Es común que los viajeros sufran malestares del estómago al visitar a otro país. Lleva contigo medicinas para tratarlos, como antibióticos o desinflamatorios. Si estás embarazada pregunta a tu médico para que te recete otro medicamento.

Protégete contra las enfermedades transmitidas por insectos. Las enfermedades provocadas por piquetes de insectos son comunes en muchas áreas. En lugares donde haya malaria o dengue trata de dormir con un mosquitero. Evita ir a lugares donde haya fiebre amarilla.

Si vas a algún país desconocido, averigua si éste tiene normas de salud especiales para los visitantes.

Infórmate sobre las normas de salud. Si vas a algún país desconocido, averigua si éste tiene normas de salud especiales para los visitantes. Estas normas pueden incluir la administración de vacunas.

Averigua si tu seguro de salud cubre en el extranjero. Si tienes seguro de salud, verifica si éste cubre accidentes o enfermedades en el exterior. Muchos planes tienen beneficios limitados fuera del país de residencia. Asegúrate de que tu documentación esté en regla, y cuando viajes, lleva contigo una prueba de que tienes seguro médico.

Durante el viaje

En algunos países es necesario tener especial cuidado con la comida y el agua. Éstos pueden contener bacterias, virus o parásitos que podrían causar enfermedades. Come sólo en establecimientos grandes y toma agua de botella.

No comas frutas y legumbres frescas que no hayas pelado tú mismo, carnes o mariscos crudos o poco cocidos o productos lácteos sin pasteurizar. Los alimentos y agua que son generalmente seguros incluyen comidas hervidas, café o té caliente, cerveza, vino.

Fuente: Terra

Ecoturismo

2420325_l

El turismo, de la misma forma, esta convirtiéndose en una expresión cada vez más popular de esta concienciación. Gracias a los avances de los medios de transporte y de la informática, hasta los parajes más remotos de la tierra van poniéndose al alcance del viajero. El turismo es, de hecho, la industria más grande del mundo y, dentro de ella, el turismo orientado a la naturaleza es el segmento que crece con más rapidez.

Este aprecio creciente de las experiencias naturales ha determinado la configuración de una nueva ética de viajes que ahora se denomina ecoturismo. El término ha ganado popularidad en los ámbitos de la conservación y de los viajes, pero ¿qué significa, exactamente?

Viajes ambientalmente responsables a las áreas naturales, con el fin de disfrutar y apreciar la naturaleza (y cualquier elemento cultural, tanto pasado como presente), que promueva la conservación, produzca un bajo impacto de los visitantes y proporcione la activa participación socioeconómica de la población local.

El ecoturismo se distingue del simple turismo de naturaleza por su énfasis en la conservación, la educación, la responsabilidad del viajero y la participación activa de la comunidad. Concretamente, el ecoturismo se caracteriza por estos rasgos:

• Comportamiento del visitante que es consciente y de bajo impacto,

• Sensibilidad y aprecio con respecto a las culturas locales y a la diversidad biológica.

• Respaldo a los esfuerzos locales de conservación.

• Beneficios sostenibles para las comunidades locales.

• Participación local en la toma de decisiones.

• Componentes educacionales para el viajero y para las comunidades locales.

El ecoturismo puede ofrecer una alternativa viable de desarrollo económico a las comunidades locales que cuentan con escasas opciones de generación de ingresos. El ecoturismo, asimismo, puede generar un mayor caudal de educación y activismo entre los visitantes, transformándolos en agentes de conservación más entusiastas y eficaces.

Fuente: Playas México

Artículos que NO debes incluir en tu equipaje

6960673_xxl

¡Ríete de los cargos por maleta! Te enseñamos cómo evitar pagar por el exceso de equipaje e incluso cómo viajar con tan sólo equipaje de mano con nuestros maravillosos consejos sobre qué no poner en la maleta cuando te vas de vacaciones.

1. Artículos de aseo. ¿Te llevas dos botes a la ducha? Yo no, me gusta lavarme el pelo e irme de vacaciones con la cantidad adecuada de producto (shampoo, acondicionador, desmaquillador, crema solar, etc.) en botecitos de plástico de 100 ml. Deja las botellas grandes en casa.

2. Lecturas de viaje. No hablamos de ‘Guerra y Paz’ de León Tolstói, incluso una edición de bolsillo puede añadir peso a tu equipaje y ocupar un espacio valiosísimo. Llévate solamente un libro y cuando te lo acabes lo intercambias con otro viajero que se hospede donde tú estarás.

3. Ropa (que compraste en el último momento). Bueno, está claro que tienes que llevarte algo de ropa, pero sé implacable. Asegúrate de probarte todo lo que te llevas antes de partir, cabe la posibilidad de que quieras comprar todo lo que encuentres por la ciudad para llenar tu armario de vacaciones.

4. Comida. ¡Estás de vacaciones! Sumérgete en una cultura nueva y desconocida. Deja las comodidades de casa bien lejos. Así que nada de alimentos para llevar. Prueba lo que el país que visitas tenga que ofrecerte.

5. Planchas para el pelo. Toda chica sabe que las planchas para el pelo son tan importantes como la sesión de maquillaje antes de una noche de diversión. ¡No! Déjalas. Abre los ojos e imagina la libertad de no tocarte el pelo después de ir a la playa o tras levantarte.

6. Objetos de valor. Aunque la habitación de tu hotel tenga caja fuerte las 24 horas, puedes acabar perdiendo tus objetos de más valor. Deja los objetos de valor económico o sentimental en el joyero de casa o con tus ositos de peluche.

7. Toallas. La mayoría de hoteles de cierta categoría proporciona toallas, así que deja la tuya colgada en el baño de casa. Si viajas con muy poco equipaje, llévate una toalla de viaje de microfibra.

8. Guías de viaje. Aunque sean unos grandes libros de referencia, “Recorrer Europa por muy poco dinero” o “La guía fotográfica de los países del mundo” tienen que quedarse en casa. Cómprate la versión electrónica.

9. Camisas de gala. Puede que haya una ocasión mientras estás de vacaciones en la que necesites corbata, pero es prácticamente imposible que llegue a buen puerto sin una arruga. Cíñete a las camisas todoterreno que no necesitan grandes dosis de plancha para verse bien.

10. Petardos. Bueno, evita petardos y cualquier otro objeto prohibido como cal viva, herbicida, fusibles, pastillas para encender fuego, bengalas, hachas y baterías húmedas.

Fuente: Skyscanner